); ga('send', 'pageview');

Reparaciones fáciles en el hogar.

Las reparaciones fáciles para las averías más comunes en el hogar, debería ser un prontuario que todos deberíamos tener muy a mano.

La mayor parte de imprevistos o labores de mantenimiento que a veces tanto nos preocupan pueden realizarse con poca o ninguna experiencia. Puede parecer un mundo de antemano, porque no nos hemos decidido a hacerlo nunca, pero cuando nos ponemos en serio a hacerlo no es para tanto.

No obstante, es importante recalcar que hay que tener especial atención con las averías eléctricas que, en la gran mayoría de ocasiones, requiere de un profesional.

Reparaciones fáciles de albañilería

Pequeños agujeros en las paredes

Generalmente, estos desperfectos se deben a la colocación de tornillos o clavos en la pared y su arreglo resulta relativamente fácil y económico.

Para ello hace falta: una espátula, masilla de relleno y  papel de lijar. Tras limpiar la zona afectada, con una espátula se introduce masilla en el agujero presionando. Dejamos secar unos minutos y, cuando esté seco, se usa el papel de lijar hasta dejar el área lisa.

Si la pared donde hemos hecho las reparaciones  es blanca puede que nuestra reparación pase desapercibida. Pero si la pared está pintada de otro color, es conveniente aplicar una pequeña capa de pintura para que el arreglo quede perfecto.

Humedades en las paredes

Normalmente, aparecen en baños y habitaciones que no cuentan con una ventilación natural.Esta humedad produce manchas de moho y cercos en la pared.

Para acabar con ellas se necesita: Lejía o agua oxigenada, un cepillo y  un limpiador antimoho.

El primer paso será hacer una mezcla con agua, en el caso de la lejía sería de un 20% de proporción, mientras si es agua oxigenada sería del 3%. Utilizaremos esta  mezcla para pulverizar las manchas

Dejaremos actuar durante unos minutos y frotaremos con un cepillo, posiblemente tendremos que repetir la operación, las manchas de humedad son difíciles de eliminar.

Podemos fortalecer estos trabajos con un limpiador antimoho, de los que podemos encontrar en el mercado y que a su vez previenen la aparición de nuevas manchas.

Es posible que después de la limpieza sea necesario pintar de nuevo , por supuesto con la pared completamente seca. Existen productos que se aplican antes de pintar para evitar la aparición de moho, asi como pinturas especiales antihumedad.

Eliminadas las humedades, es altamente recomendable el uso de algún deshumificador, con el objeto de que absorba la humedad del ambiente .

Reparaciones fáciles en el hogar. Fontanería

Atascos en las tuberías del fregadero o lavabo

Este tipo de avería son frecuentes en el hogar se deben fundamentalmente a la acumulación de grasa y  restos de alimento en los desagües.

Como primer remedio usaremos el típico desatascador manual o químico de los que podemos adquirir en el mercado. Estos productos han de usarse con mucha precaución y siguiendo las indicaciones del fabricante ya que suelen ser bastante agresivos. También podemos intentarlo con agua caliente y amoniaco.

Si ninguno de de estos remedios soluciona nuestro atasco, debemos intentarlo sustrayendo el sifón.

Para ello en primer lugar, se ha de colocar un barreño debajo de éste, con el objeto de que caiga el agua que tiene acumulada y no inundemos la cocina . Una vez suceda esto, se procederá a desenroscar el tapón del sifón, así accederemos a los residuos que están provocando el atasco

Para sacar y limpiar bien todos los residuos, sobre todo en los atascos de los baños, es muy útil ayudarnos de unas pinzas largas o un alambre. En los baños los pelos acumulados junto con la suciedad forman verdaderos tapones.

Después de la limpieza atornillaremos de nuevo el tapón del sifón.

El tirador o palanca del inodoro no funciona

Cuando tenemos este problema es como consecuencia de que el mecanismo interior de descarga se ha soltado o se ha roto. Para ello se ha de retirar la tapa del tanque y confirmar si la varilla que une las piezas está suelta o rota. Si está suelta, solo hay que engancharla y entrará en funcionamiento. Es una de las reparaciones más fáciles.

Si está rota habrá que sustituir el mecanismo por uno nuevo, para lo que necesitemos simplemente una llave ajustable, que seguro podrás encontrar en la caja de herramientas.

Fuga de agua en la lavadora

Lo primero que hay que hacer, como con cualquier aparato eléctrico, es desenchufar la lavadora de la corriente, para evitar accidentes.

Este tipo de fuga suele ser consecuencia del deterioro de la goma de la puerta de la lavadora. En este caso su sustitución es muy fácil: hay que extraer el panel frontal, buscar el lugar donde se juntan goma y aparato, sacarla y sustituirla por una nueva.

Si continúa la avería otro posible punto a revisar en la parte trasera son las conexiones a las tuberías. Comprobaremos si se han aflojado por el movimiento y podemos ajustarlas

Otro elemento a comprobar es si el dispensador de jabón está bloqueado como resultado de la acumulación de sólidos y suciedad. En este caso, se soluciona simplemente sacando el dispensador y limpiando bien todos los restos.

 

Reparar arañazos en muebles de madera

Esta es otra de las reparaciones fáciles que podemos realizar en el hogar.

Con el paso del tiempo o simplemente con el transporte o la instalación, los muebles de madera, el suelo y las puertas, pueden sufrir golpes ,arañazos , es un problema  fácil de solucionar.

Para reparar los arañazos superficiales podemos utilizar un poco de cera liquida para limpiar muebles y aplicarla con un trapo.

También podemos aplicar un truco casero, frotando una nuez sobre el arañazo, el aceite que contiene este fruto cubrirá el arañazo.

En caso de tener arañazos más profundos podemos usar Ceras .

Siguiendo 4 sencillos pasos:

  1. Limpiamos la superficie y eliminamos restos  con la ayuda de una espátula .
  2. Escogemos entre varios colores de Ceras Duras la que se corresponda con el color de la superficie que vamos a reparar. Aplicaremos la cera sobre el desperfecto en el sentido de la veta  de la madera.
  3. Una vez seca la superficie, quitaremos el sobrante de la Cera Dura suavemente utilizando una espátula y puliremos la superficie frotando con un paño.
  4. Para finalizar, utilizaremos las Lacas de Acabado en Spray para proteger y asegurar una buena reparación.

Reparaciones fáciles de cerrajería

Cambiar una cerradura

Si tenemos la necesidad de cambiar una cerradura de casa porque hemos perdido las llaves,porque se ha estropeado, se ha partido la llave dentro o cualquier otro motivo. Es una de las reparaciones fáciles que podemos realizar nosotros mismos.

Si nuestra cerradura es de las tradicionales, su cambio es bien sencillo. Solamente necesitamos un destornillador de estrella  para sustraer bien los tornillos de este mecanismo y empujar hacia fuera. Para retirar el bombín quitamos los tornillos del canto de la puerta y girando la llave hasta que el mecanismo coincida y poder extraerlo.

Después colocaremos la nueva cerradura en el hueco y atronillamos todo de nuevo.

Hacer hincapié que es absolutamente indispensable que la cerradura nueva sea de las mismas dimensiones que la anterior para que se adapte al mismo hueco sin problemas. Podemos mirar la marca de nuestra cerradura vieja, medir bien todo o incluso hacer fotos para asegurarnos de comprar la correcta.

Si la cerradura que tenemos que cambiar es más sofisticada puede  presentar más complicación cambiarla. En estos casos puede que necesitemos avisar a un profesional para realizar el trabajo.

Recordar que en ocasionalia.es tenemos a su disposición todo tipo de cerraduras para cubrir todas sus necesidades desde las mas básicas hasta las más sofisticadas y seguras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad